Diseño web Bilbao Conquista Internet

Conceptos básicos para elegir bien el nombre de tu negocio en la era de internet

Si estás pensando en montar un negocio, seguro que ya le estás dando vueltas al nombre… Te damos unos consejos para que ates todos los cabos, incluido el dominio de tu futura página web.


Muchos de nuestros clientes son ‘emprendedores’, personas que han creado su negocio de cero.  Cuando vienen a vernos, en muchos casos la empresa aún no tiene nombre. Y eso está muy bien, porque sabemos de marca y de marketing, y podemos asesorarte sobre el nombre que más le conviene a tu negocio, cómo debe ser tu logotipo…


El nombre de tu empresa es muy importante, evidentemente. Como el de una persona. Así te van a conocer y darás una impresión u otra en función de las palabras que utilices.


El nombre de una empresa no suele cambiar: cuesta mucho darse a conocer, incluyendo posibles inversiones en publicidad, como para luego pasar a llamarte de otra forma…


Así que la decisión es lo suficientemente importante como para que te tomes tu tiempo y te asegures de haber elegido el nombre correcto.


Una cosa que suele pasar en el proceso es que la gente confunde razón social y marca.


También se da mucho un error bastante grave, que es no tener en cuenta los dominios de internet al elegir el nombre de nuestro negocio.


Vamos a aclarar estos conceptos.


La ‘razón social’ es el nombre ‘oficial’ de tu empresa, si vas a registrarla como Sociedad Limitada o alguna otra figura jurídica. ‘El nombre de mi empresa S. L.’. Esta razón social solo la usaremos en documentación legal, facturas…


Otro tema totalmente diferente es tu marca, que es tu nombre comercial.


Ejemplo: Inditex es una Sociedad Anónima. Su razón social es Inditex S. A. y sus marcas son Zara, Massimo Dutti, Bershka…


Imagínate que en un Zara, encima de la puerta pusiera Inditex S. A…


¿Feo, no? Es un error habitual confundir la razón social con la marca. A veces coinciden (con la marca sin S. L.), pero no tiene por qué.


Como razón social puedes elegir cualquier cosa, solo se va a ‘ver’ en los papeleos… La decisión importante es la elección de la marca.


Invéntate una marca que te guste, que te haga sentir orgulloso/a, que suene bien. A veces le damos demasiadas vueltas, queremos que signifique muchas cosas… Pero ya ves qué sencillo es Zara. O Mango, General Óptica... Puede ser tu nombre, tu apellido, unas siglas, una palabra que te guste…


Si eres autónomo no necesitarás una razón social, pero sí necesitas una marca. La marca puede ser personal, tu nombre y apellidos, o puedes inventar una para transmitir lo que quieras.


Un ejemplo es Conquista internet. Fue creada por una autónoma, que soy yo. Así es como he querido que se conozca mi actividad. Y esto nos lleva a otro tema muy importante…


El registro de la marca


Las marcas se registran en la Oficina Española de Patentes y Marcas, un organismo estatal que tiene sede en Bilbao, están en General Concha, 23.

 

Conquista internet


En este enlace de su página web puedes comprobar si el nombre que tienes pensado está registrado por alguien como marca.


¿Es obligatorio registrar una marca? No. Pero es muy recomendable. Si la registras, nadie en España podrá usar ese mismo nombre, en el sector de actividad en el que tú operas.


Registrar la marca cuesta un rato de papeleos y poco más de 100 euros para 10 años. Luego lo vas renovando. Merece la pena para evitar posibles confusiones en el futuro. Nunca sabes hasta dónde vas a llegar con tu empresa...


Fundamental: antes de elegir la marca, comprueba que el dominio está libre

 

Conquista internet elección dominio


Aquí también hay mucho lío.


La razón social hemos dicho que da un poco igual. Si quieres llamarte Floristería Elena y está ocupada esa razón social, pones Mariaelena Flores S. L. y miras a ver si Floristería Elena está registrado como marca.


De forma paralela, vas a internet y compruebas si floristeriaelena.com, y .es están libres u ocupados.


No tiene sentido que uses y registres un marca que en internet está ocupada. Si el dominio ha sido registrado ya, olvídate de ese nombre y busca otro.


¿Qué pasa si tienes el nombre registrado como marca?  Pues que eso no te da ningún derecho sobre los dominios de internet.


Si alguien ha comprado el dominio, suyo es, no puedes reclamárselo. Por lo tanto, antes de tomar una decisión firme sobre tu marca, LO PRIMERO ES MIRAR SI EL DOMINIO ESTÁ LIBRE.


Qué hay que tener en cuenta para elegir el dominio


Sobre esto hemos escrito varias veces. Aquí tienes un artículo sobre cómo elegir bien tu dominio y cómo comprarlo.


Resumiendo: a la hora de elegir el nombre de tu empresa, lo primero debe ser comprobar que el dominio esté libre y comprarlo. Después, es recomendable registrar la marca para evitar problemas en el futuro. La razón social puede ser cualquier variante del nombre que habías escogido, porque solo saldrá en los papeleos.