facebook pixel
Diseño web Bilbao Conquista Internet

94 654 89 81   634 584 090

¿Vas a cambiar de web o de dominio? ¡No te cargues tu posicionamiento en Google!

La antigüedad del dominio y el histórico de una página web son dos de las variables más importantes del posicionamiento. Si tienes que cambiar de web, o lo que es más grave, de dominio, no lo hagas por las bravas. Hay que realizar una serie de gestiones técnicas para que tu nuevo dominio/web ‘herede’ el posicionamiento de lo anterior.
 

Hace poco estuve con un cliente potencial que me hizo llevarme las manos a la cabeza.


Digamos que tiene una empresa de fontanería y página web desde hace 20 AÑOS.


Imagínate, fueron de los primeros en tenerla…


La web, me contaba, estaba muy bien posicionada y tenía muchas visitas. Todo iba bien, hasta que un buen día él y su socio decidieron que querían dar un vuelco a la empresa, querían cambiar el nombre para intentar captar proyectos de más envergadura.


El caso es que la ‘empresa’ se llamaba algo así como Benito y Manolo… Y claro, cuando fueron pasando los años, la experiencia y el buen hacer hicieron crecer la empresa y la situación se volvió un poco insostenible.


Al final, decidieron cambiar de nombre… pero el dominio también era benitoymanolo.com. Así que también tuvieron que cambiar el dominio y comprar uno nuevo.


Cerraron la web anterior, perdieron el dominio y se dispusieron a hacer la página web nueva, bajo un nombre que no tenía nada que ver con lo anterior.


Es decir, que aunque fuera de internet se les conociera por su buena fama a pesar del cambio de nombre, en Google empezaban de cero…


Esto es UNA BARBARIDAD, sobre todo tratándose de un dominio con 20 años de antigüedad (supongo que la web la fueron cambiando).


La antigüedad y el histórico del dominio y la página web son dos de los factores MÁS IMPORTANTES del posicionamiento. Por lo mismo, es muy difícil posicionar un dominio recién comprado, y una web recién hecha.


La antigüedad es oro para Google. Y es normal: teníamos un negocio ‘abierto’ desde hace 20 años y ahora tenemos uno abierto hace una semana. “Estos son unos principiantes”, pensará Google.

 


Ficha de Google My Business de la empresa anterior...

 

 

Para Benito y Manolo ya no hay vuelta atrás: tienen que volver a empezar, de igual a igual con quienes acaban de iniciarse hoy en internet.


Si tú te ves en esta misma situación, si tienes que cambiar tu dominio o la página web, NO HAGAS NADA SIN CONSULTAR ANTES A UN PROFESIONAL.


Hay formas de ‘conectar’ tu dominio anterior y el nuevo. Podemos ‘decirle’ a Google que, en lugar de esta web, ahora está la otra; podemos conectar partes de la web antigua que ahora no tienen equivalente en la nueva, con otras secciones de la web actual.


Podemos hacer que lo nuevo ‘herede’ de lo viejo, y aquí no ha pasado nada.


Recuerda: no cambies de web, y menos de dominio, sin consultar con un profesional si no quieres empezar de cero.


Y otro consejo: cuando pongas nombre a tu empresa, piensa en grande. Uno nunca sabe hasta dónde puede llegar.