diseño web bilbao

Tuits que pueden llevarte a la cárcel

Insultar o calumniar en las redes sociales está castigado por la ley con hasta tres años de cárcel. Piensa hasta 10 antes de faltar al respeto a otra persona en internet.

 

Hace unos días ha sido condenado en Madrid un joven por un delito de injurias contra la delegada del Gobierno en dicha comunidad, Cristina Cifuentes, a través de las redes sociales. El usuario, conocido como Ximicomix en Twitter, escribió en su cuenta ‘Calla puta que no tienes dignidad’ refiriéndose a Cifuentes, mensaje que corrió como la pólvora por internet. 

 

La afectada denunció los hechos y, dos años después, un juez le ha dado la razón. El usuario ha sido condenado a pagar 300 euros de multa, 1.000 euros de indemnización y las costas del juicio. Además, ha tenido que pedir perdón personalmente a la persona a la que insultó. Y puede estar contento, porque la Fiscalía pedía cuatro años de cárcel, aunque finalmente hubo un acuerdo entre las partes. 

 

Se trata de una sentencia pionera y que debemos tener muy presente cuando sintamos tentaciones de poner verde a alguien en internet. Ximicomix, que ha sido obligado a cerrar todas sus cuentas en redes sociales, declaró en el juicio que escribió el mensaje insultante en un momento de rabia ante determinados acontecimientos que implicaban a Cifuentes. Un calentón que le ha salido muy caro.

 

Agravante de publicidad

Si en la vida real no podemos insultar o calumniar a nadie sin arriesgarnos a que nos denuncien, en internet es exactamente igual y con el agravante de publicidad, que empeora el castigo. Como pasó con Ximicomix, lo que ponemos en internet puede multiplicarse y expandirse hasta ser visible por miles o millones de personas. 

 

Cifuentes se levantó una mañana con decenas de personas alertándole de lo que estaba pasando en internet. Incontables usuarios habían compartido el mensaje, y los que le siguieron (el usuario incluso publicó dibujos relacionados con el tema en su blog). Imagínate a miles de personas llamándote puta en internet.

 

No podemos hacer cualquier cosa amparados en el seudónimo de internet. Nos conectamos mediante una IP, un identificador con el que la policía nos puede localizar en cinco minutos, y somos responsables ante la ley de todo lo que pongamos en nuestras cuentas. Esta realidad la están sufriendo en sus carnes los 21 detenidos hace unos días por enaltecimiento del terrorismo, tras publicar mensajes en Twitter y Facebook mofándose de víctimas de ETA. Pueden caerles hasta dos años de cárcel.

 

 

El Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil vigila y persigue este tipo de comportamientos ilícitos. En su web te puedes informar sobre delitos relacionados con internet e incluso denunciar si alguien está insultándote o acosándote a ti o a otra persona. Y recuerda: piensa hasta 10 antes de faltar al respeto a alguien en internet. Puedes hacer mucho daño y pagarlo muy caro.