Diseño web Bilbao Conquista Internet

94 654 89 81   634 584 090

Tres grandes ejemplos de lo que internet puede hacer por tu pequeño negocio

Aprovechar el potencial de internet está al alcance de cualquier negocio, por pequeño que sea. Más que de medios, es cuestión de creatividad, trabajo y constancia, como demuestran estos tres ‘pequeños grandes empresarios’.


Taxi Oviedo, el primer taxi social del mundo
Rixar García, el hombre detrás de Taxioviedo.com, es una auténtica celebridad y referente de pequeño empresario que ha sabido aprovechar al máximo internet y las redes sociales para hacer crecer su negocio.

 

 

Página web de Taxi Oviedo: diseño cuidado y muy completa.

 

García estrenó su página web hace diez años, mientras muchos taxistas siguen pensando hoy que el suyo no es un negocio para tener una web, un blog, Facebook… A lo largo de esta década ha experimentado con todo: fue el primer taxista del mundo en usar Twitter para establecer contacto con sus clientes, se ha anunciado en Google Adwords, es miembro destacado de Foursquare, usa códigos QR, Youtube, aplicaciones para móvil, tiene cuenta en todas las redes sociales…

 

Taxi Oviedo tiene sus propias apps para Android y Iphone.

 

 

En el siguiente vídeo, Rixar García revela su continua inquietud por mejorar y apuesta por la creatividad y la honradez para tener éxito dentro y fuera de internet.

 

 

Sombrerería Albiñana, el poder del blog y las redes sociales
Cinco Días dedicó hace poco un artículo a este negocio familiar con 90 años de historia. No puede haber nada más tradicional… y sin embargo tienen una presencia en internet espectacular que lleva clientes a la puerta de sus tres tiendas. 

 

Venta online, blog, redes sociales... La llaman 'la sombrerería 2.0'.

 

 

Los hermanos Luis y Elena Bobes heredaron de sus padres esta tienda de sombreros, cinturones, maletas… En 2008 estrenaron la página web, que incluía la posibilidad de comprar online, pero no tenía apenas visitas. El verdadero éxito llegó de la mano de su blog, La Sombrerería, que alimenta Luis con muchísimo buen gusto y trabajo, y que hace poco alcanzó el medio millón de visitas.

 

 

Blog La Sombrerería, una delicia para los amantes del sombrero.

 

 

El sombrero es una prenda en desuso pero cuenta con acérrimos seguidores, todos ellos clientes potenciales de Albiñana. El blog y las cuentas en redes sociales han ayudado al negocio a contactar con estas y otras muchas personas, algunas de las cuales han acabado comprando en la tienda.

La permanente actualización del blog, con contenidos de gran calidad que se difunden también a través de las redes sociales, ha sido la clave para que el negocio vaya ganando visibilidad en internet. Con las visitas y los fans han ido mejorando su posicionamiento hasta conseguir el premio gordo: salen los primeros en Google para el término ‘sombreros’. 


En el vídeo, Luis Bobes explica cómo y por qué se iniciaron en el mundo online, y señala un detalle importantísimo: la inversión inicial fue bastante reducida después de recibir infinidad de presupuestos carísimos con soluciones “sobredimensionadas”.

Un negocio pequeño no necesita herramientas ultrasofisticadas para dar el salto a internet. Sombrerería Albiñana es buena prueba de ello.

 

 

Para Luis Bobes, “el cliente, la sociedad, los distribuidores, todo ha cambiado... No puede ser que los únicos que no cambiemos seamos nosotros. El comercio tradicional no desaparecerá porque tiene la ventaja de la proximidad. Lo que pasa es que ahora no siempre el cliente se pone delante del mostrador. Por eso, tenemos que evolucionar y cambiar de mentalidad”.

Aceros de Hispania, el primero de la clase
El caso de Aceros de Hispania es difícil de creer. Once personas en un pueblo de Teruel, atendiendo a más de 40.000 clientes de cien países diferentes. Y todo a través de algo tan simple como una página web.

 

 

SI tiene filo y mango, Aceros de Hispania te lo manda a casa.

 

 

Aceros-de-hispania-com vende 13.000 productos diferentes y tiene 17.000 visitas diarias. Su fundador, Ricardo Lop, fue un auténtico visionario cuando, en 1998, comprendió el potencial de internet y comenzó esta actividad de venta online. Hoy, esta pequeñísima empresa de Teruel vende más cuchillos de Albacete que cualquier tienda de Albacete, y más espadas de Toledo que las que se compran en la ciudad. 


La empresa lleva muchos años trabajando y hoy es líder mundial en su sector. Son los primeros en Google para el término ‘cuchillos’, que es mucho decir tratándose de un artículo tan cotidiano. Eso se traduce en miles de ventas sin que ellos, aparentemente, hagan nada. De hecho, presumen de tener un presupuesto para publicidad de 35 euros al año… 


Entre sus campañas de marketing de guerrilla, destaca Apadrina Un Congresista Torpe, en la que pedían al público que donase muelles de seguridad para que sus señorías no perdieran tanto el ipad. La (supuesta) tontería generó una gran cantidad de comentarios en las redes sociales e hizo un poco más conocida la marca Aceros de Hispania.

 

 

 

Ricardo Lop es un Steve Jobs mañico que da conferencias así de interesantes y divertidas: 

Estos tres exitosos casos son muy diferentes: un taxista, una sombrerería y una tienda de cuchillos, espadas y otras cuantas miles de cosas. Pero, además de su trabajada presencia en internet, tienen algo en común: los tres cuidan al máximo su producto/servicio y la atención a sus clientes. Ni la mejor y más cara estrategia online sirve para nada si la empresa en cuestión no es excelente en lo que hace.