diseño web bilbao

Los 10 factores que diferencian a una página web exitosa que atraerá clientes a tu empresa

Una página web es un escaparate de tu negocio en internet y puede ser una vía de atracción de clientes muy potente. Descubre los 10 factores que diferencian a una web de éxito de otras que no sirven para nada. El 80% de las webs falla en el punto 7.

 

1.- Calidad técnica


Una página web es código de programación, y ese código es la base de todo. Si es malo estás perdido/a.


Del código depende, por ejemplo, la velocidad de carga de la web, que es uno de los factores  más importantes para su éxito. Sin una buena velocidad de carga, el usuario se mosquea y se lleva una mala imagen de tu empresa.


Y sin una buena velocidad de carga, Google no te destaca, porque sabe que el usuario se va a mosquear contigo…


Recuerda este dato de Google: si una página web tarda más de 3 segundos en cargar, más de la mitad de los usuarios la abandona.


Si el código de programación es bueno, la web no presentará errores, todo cargará correctamente y tendremos a nuestro usuario contento y cada vez más cerca de comprarnos.

 

Conquista internet
 
 

2.- La estrategia de posicionamiento-SEO, desde el minuto 1


Hemos contado otras veces que la velocidad de carga es uno de las variables más importantes del posicionamiento o SEO, que no es otra cosa que la posición que ocupa tu web en Google.


Para que una web sea exitosa, es imprescindible el posicionamiento.


Si no apareces en Google nadie va a ver tu web, por muy bonita y perfecta que sea, porque:


--El 90% de los internautas buscamos continuamente información sobre productos y servicios en internet.


--Internet = Google, porque es el buscador utilizado por el 98% de los españoles.


--El 70% de la gente tenemos Google como página de inicio, es nuestra puerta de entrada a internet.


Google decide quién ve tu web. Es así de duro. Por tanto, tu página web tiene que estar adaptada a sus requerimientos, te guste o no.
 
Antes de desarrollar una página web, hay que analizar muchos factores relacionados con el posicionamiento. Por ejemplo, el dominio que vamos a utilizar.


Cuando nos encargan una web y el dominio ya está comprado, tenemos que cruzar los dedos por que sea bueno, porque si no, empezamos con muy mal pie.


A la hora de elaborar los textos de la web, también hay que tener muy en cuenta el posicionamiento. No olvidemos que Google lee el texto de tu web y es de ahí, entre otras cosas, de donde saca sus conclusiones sobre ti.


No puedes poner cualquier cosa en tu web y después pretender que le guste a Google. Es al revés. Tus contenidos deben estar hechos para gustar a Google.

 

Conquista internet


3. Diseño adaptado a móviles


Lo hemos comentado muchas veces y no vamos a insistir. Es nuestro aparato preferido para navegar, muy por delante del ordenador. Si tu web no se ve bien en el móvil, ya no sirve para nada. Tienes que renovarla.

 

Conquista internet

4.- Diseño cuidado: menos es más


El diseño es esencial para que una web sea exitosa. Nos gusta lo bonito, rechazamos lo estridente, lo recargado (salvo excepciones…) El aspecto de una página web es muy importante para generar una buena impresión sobre nuestro negocio.


Además, diseño es también usabilidad, la forma en la que organizamos los contenidos para que el usuario disfrute viendo nuestra web y, lo más importante, haga lo que queremos nosotros que haga (rellenar un formulario, llamar por teléfono…)


La web debe respetar la imagen corporativa de un negocio, los colores y tipografías de su logotipo. Es recomendable el uso de fondos blancos o lo más neutros posible, y apostar por la sencillez.


El trabajo de diseño encarece mucho una página web. Si puedes permitírtelo, enhorabuena. Si tienes un presupuesto ajustado, apuesta por lo sencillo y acertarás seguro.


Aunque a algunos les pique, el diseño, en su sentido estético, NO ES una variable relevante en términos de posicionamiento y no es lo más importante para conseguir una web vendedora.


5.- Fotos de calidad, por favor


Las fotos juegan un papel fundamental en una página web. Y no, perdona, pero no podemos usar fotos que hayas sacado tú con el móvil…


Cuando empezamos así, vamos mal… Que nuestro móvil tenga una gran cámara no nos convierte en fotógrafos.


Las fotos, como todo, hay que pagarlas a un profesional. Se nota la diferencia, ¡vaya si se nota! Una web ilustrada con fotos profesionales multiplica x 1000 su efectividad.


Si vendes productos, querrás que luzcan espectaculares. Si haces reformas, por ejemplo, querrás que ese salón o esa cocina se vean impresionantes. Si tienes un restaurante, querrás que lo vean en todo su esplendor.


Estás mostrando tu empresa, tu servicio, tu trabajo. Tu valía. No escatimes con las fotos. Es una inversión 100% recomendable.


6.- Un vídeo vale más que mil imágenes


Lo mismo que decimos de las fotos puede aplicarse al vídeo. Ahora hay muchas facilidades, apps, programas gratuitos para editar tus propios vídeos, ponerles cortinillas divertidas, listas de música libre de derechos que puedes usar…


El vídeo es la herramienta más potente de comunicación. Qué mejor que imágenes en movimiento y sonido para mostrar tu empresa, a ti, a tu equipo, el trabajo que haces…


Pero cuidado, no hagamos cualquier cosa, que puede salirnos el tiro por la culata. Si lo hacemos, tenemos que hacerlo bien. No hay nada más ridículo que un vídeo malo.


Otra inversión que merece la pena sí o sí para tu web: contrata a un experto en vídeo y asegúrate la calidad.

 

Conquista internet
 
 

7.- El enfoque comercial: la web está para vender.


La gran mayoría de las webs patinan en este punto: no tienen enfoque comercial.


Una web es una herramienta de venta, está para vender, para atraer clientes o para terminar de convencerles.


Una web, por muy bonita que sea, si no ha sido concebida como la herramienta de ventas que es, no sirve para nada.


Por eso, mucha gente te dice eso de ‘es que yo ya tuve una web pero la abandoné, porque no servía para nada’.


Si quieres que tu web venda debe tener unos textos bien trabajados, con orientación publicitaria, resaltado tus virtudes frente a la competencia, describiendo tus servicios y lo que aportan de forma tan irresistible que la persona que la ve se vea empujada sin remedio a llamarte por teléfono.


La web tiene que enamorar a tu cliente potencial, convencerle al 100% de que eres su mejor opción, quitarle las ganas de mirar otras webs…


Esto se consigue con todo: el diseño, las fotos, los vídeos… y con unos mensajes de texto impactantes, que dejen huella.


Y hablando de mensajes impactantes, no hay nada más efectivo para convencer que los testimonios, las opiniones de tus clientes satisfechos. Acostúmbrate a pedir a tus clientes su opinión sobre tu trabajo en unas líneas y resérvales un hueco de honor en tu página web.


Recuerda: el objetivo de tu web es SIEMPRE que la persona que está viéndola coja el teléfono y te llame. No pierdas eso de vista.


8.- Incluye secciones para compartir contenido de valor


El contenido es el rey… No sólo para posicionarse bien en Google, sino también para aportar valor y convertirte en un referente de tu negocio.


Añade a tu web secciones de Noticias, Actualidad o, lo mejor, un blog. Y publica regularmente contenidos de interés, que aporten valor a tu público potencial.


Comparte conocimiento interesante, incluye enlaces a otras páginas web con conocimiento interesante… Acostumbra a la gente a visitar tu página porque encuentra información que le es útil.


Si dejas tu web muerta de risa, tampoco te servirá para nada.


9.- Botones sociales por todas partes


Sí, tienes que tener redes sociales, aunque no te gusten. A tu público sí le gustan y las usa continuamente.


Añade botones sociales que conecten tu web con tus cuentas en Facebook, Twitter… y viceversa. Pon la dirección de tu web en tus redes sociales para atraer visitas.


Recuerda y no pierdas el norte: el centro de tu presencia en internet es tu página web, no el Facebook… Debes atraer visitas a la web, no al contrario.


No debes poner enlaces a las redes sociales súper visibles, demasiado protagonistas, en tu página web. Estás echando a la gente de tu web… Los botones a tus cuentas en redes sociales deben estar en un lugar discreto, incluso abajo del todo.


Que vean primero tu web y luego si quieren que vayan a tu Facebook.


Además, todos los contenidos de tu web deben ser compartibles, deben tener botones para que los usuarios de tu web hagan clic y los enseñen a otras personas. El botón del WhatsApp, imagínate, es IMPRESCINDIBLE. Asegúrate de que lo tienes en tu web.
 

Conquista internet

 

10.- Medios de contacto y ‘llamadas a la acción’: todos y más


Por último, facilita todos los medios de contacto posibles a la gente que ve tu web. Teléfono, móvil, mail…


Enseña tu ubicación en Google Maps: que vean cómo llegar a tu negocio.


Incluye formularios de contacto para las personas a las que les cuesta coger el teléfono. Emplea formularios sencillos, pide los datos justos para no echar para atrás a los usuarios.


Sé imaginativo/a y utiliza formularios adaptados a tu sector que aporten valor. Un ejemplo: esta empresa de reformas te permite pedirles presupuesto detallado, rellenando datos y con la posibilidad de adjuntar un plano.


El usuario recibe información muy útil y la empresa contacta con posibles clientes.

 

Conquista internet
 

Pon bien visible el teléfono en tu web, ¡es casi lo más importante de todo! Y en móvil, habilita botones parar llamar con un toque o para mandar un mensaje.


Además, llena tu web de ‘llamadas a la acción’: botones para visitar otras secciones, incluida la de contactar; invitaciones a coger el teléfono, formularios de registro en tu blog o newsletter…

 

Conquista internet
 

Y para los más ‘pro’, puedes habilitar una herramienta de chat en directo con los visitantes de tu web. Aparece en un rincón de tu página e invita a los usuarios a hablar contigo para resolver dudas, hacer preguntas…

 

Conquista internet
 

Facilita al máximo a las personas que visiten tu web el contacto contigo, que para eso está.