Diseño web Bilbao Conquista Internet

94 654 89 81   634 584 090

Cuando estés en un ordenador ajeno, no olvides nunca cerrar sesión

Hace unos días asistí a un curso en un aula equipada con ordenadores. Durante la clase abrí una ventana de Google para hacer una búsqueda y me encontré, sorpresa, que el anterior usuario no había cerrado sesión. Es decir, que podía acceder libremente a su correo y a todos sus contenidos en el resto de herramientas de Google. Cuando usemos un ordenador ajeno, tenemos que asegurarnos al 100% de que no dejamos nada abierto con nuestro usuario y contraseña.

 

Cuando una aplicación online requiere de usuario y contraseña para ser utilizada, lo habitual es que aparezca también una pestaña llamada No Cerrar Sesión. En casa solemos marcar No Cerrar Sesión para evitar tener que introducir estos datos cada vez que usamos la herramienta. Fuera de casa, en un ordenador ajeno, debemos desmarcar SIEMPRE No Cerrar Sesión. Y, para extremar las precauciones, cuando acabemos la tarea cerramos la ventana y la volvemos a abrir para comprobar que, efectivamente, no aparecen nuestros datos de usuario.

 

Ventana de iniciar sesión de Google, con la pestaña No Cerrar Sesión.

 

 
 

Esta regla de oro hay que tenerla en cuenta siempre que utilicemos una aplicación online. Lo son Google, todas las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram…), Youtube, Dropbox, Skype…

 

 

En Facebook, la pestaña No Cerrar Sesión está arriba a la derecha.
 
 
 
A veces, pone Recordarme o algo similar, como en Dropbox (siguiente imagen).

 

Por supuesto, lo dicho es igualmente válido para móviles y tablets: aunque es menos habitual que utilicemos un móvil ajeno para consultar nuestras cosas, si algún día lo hacemos hay que asegurarse de que la sesión se ha cerrado antes de devolvérselo a su dueño.