diseño web bilbao

Cómo anunciarse en internet… o alojar publicidad en nuestra web

La publicidad online ya ha superado a la de los medios impresos y pronto hará sombra a la televisión. Hay varias formas de dar a conocer tu negocio en internet previo pago. También puedes usar tu página web para alojar anuncios de otros.

 

Si tienes un negocio y quieres contratar un anuncio, olvídate de la radio o del periódico local. La publicidad ha cambiado muchísimo y ahora todo gira en torno a internet. La inversión en anuncios online hace tiempo que superó a la destinada a los medios impresos y solo la tele mantiene su liderazgo frente a internet (y sus precios prohibitivos).

 

Una pequeña empresa no puede ni pensar en anunciarse en televisión. Ni falta que hace. Hoy todo se mueve en internet. Según el Observatorio de la Distribución 2012 de Cetelem y Nielsen, el 89% de los consumidores busca información online antes de comprar un producto o servicio. Según Google, las búsquedas con el móvil han aumentado un 400% desde 2010 y el 88% busca información relacionada con su entorno más cercano.

 

Queda bastante claro que pagar por tener presencia en internet no es una idea descabellada. Pero, ¿cómo funciona la publicidad online? La más interesante para un negocio pequeño es Google Adwords.

 

Subasta de palabras, ¿quién da más?

Google Adwords es el sistema de anuncios por palabras de Google. Cuando introducimos un término en el buscador, los anuncios Adwords son los que aparecen arriba y a la derecha. Suelen diferenciarse con un fondo de color o por la palabra ‘Anuncios’. Están en el mejor sitio, nos van a ver seguro, pero como toda publicidad, tienen menos credibilidad que los resultados ‘normales’ porque el usuario sabe que hemos pagado para aparecer en esa posición. Aún así, es una opción muy interesante para tener visibilidad en internet de forma rápida. 

 

Las referencias Adwords aparecen arriba y a la derecha, los lugares más visibles del buscador.

 

¿Cómo funciona Google Adwords? Es pura y simplemente una subasta de palabras. Si vendes motos, tendrás que pujar por las palabras ‘moto’, ‘motocicleta’… Cuando un usuario introduzca esta palabra en Google, el que más esté dispuesto a pagar aparecerá más arriba. Si te fijas en la foto de arriba, en negrita verás las palabras clave por las que han pagado estos anunciantes (motos, moto).

Tienes que conocer tu sector y ponerte en el lugar del internauta. ¿Qué pondría en el buscador un cliente potencial mío? Google te ayuda fijando precios máximos por palabra, según como esté el ‘mercado’ en cada momento. Y lo mejor es que puedes cancelarlo en cada momento, o cambiar lo que quieras al instante.

Tienes diferentes formatos a elegir: tipo resultado de Google –anuncio por palabras-, en vídeo –a través de Youtube-… En breve estará disponible en España la posibilidad de añadir imágenes.

Google Adwords no es muy complicado como sistema; una persona voluntariosa puede aprender a utilizar la aplicación y hacer sus anuncios. Lo realmente complicado y laborioso es redactar anuncios profesionales, elegir las mejores palabras clave y evaluar cómo está funcionando la campaña para introducir los cambios pertinentes.

¿Es caro? ¿Es barato? Tú decides lo que quieres gastar en cada momento, puedes fijar un tope máximo por día. Evidentemente, cuanto más tiempo te mantengas más resultados obtendrás en forma de clics a tu página web. Un negocio pequeño, con una estrategia bien planificada, puede sacar mucho rendimiento a 1.000 euros, por ejemplo. Confía en profesionales para sacar el máximo partido a la inversión.

 

Anuncios en páginas web de medios de comunicación: sólo en local

Los medios de comunicación (periódicos, radios, cadenas de televisión…) tienen sus páginas web con espacios publicitarios que venden según unas tarifas preestablecidas. Las cantidades se cobran por cada mil clics en el anuncio (CPM, coste por mil) o por día. 

 

Anuncio de Loterías y Apuestas del Estado en El País. Ocupa también los costados, este formato cuesta un pastizal… Encima del primer titular y en la columna derecha hay anuncios más discretitos (y baratos).

 

Tienen formatos muy diversos y cada vez más originales (e invasivos, como cuando cargas una página web y el anuncio ocupa toda tu pantalla). Te sonarán palabras como banner, el típico anuncio rectangular, o interstitial, el anuncio que aparece mientras se está cargando la página.

Evidentemente, un anuncio en la web de El País es carísimo, pero en tu provincia seguro que tienes medios más modestos con precios más a tu alcance. Pero ya que hemos mencionado a El País, aquí puedes ver sus tarifas 2013, para que te hagas una idea de cómo funciona el tema (los precios siempre son sin IVA).

Publicidad display: los anuncios que nos persiguen
La publicidad display es la que aparece cuando navegamos por todo tipo de páginas web. Estos anuncios han llegado a tal nivel de sofisticación, que parecen adivinar lo que estamos pensando.

Seguro que te has preguntado alguna vez cómo es posible que, después de mirar algún producto en internet, te aparezcan por todas partes anuncios con ese mismo producto. Y te persiguen durante días…

Es la técnica publicitaria conocida como retargeting o remarketing: cuando navegamos, nuestro ordenador va acumulando cookies, pequeños archivos con nuestros pasos por internet. Google y otras empresas aprovechan esta información –saben en qué páginas hemos estado y qué hemos buscado- para presentarnos anuncios. Es habitual que sea la misma tienda online en la que hemos estado la que intente que volvamos a su web a comprar el producto mediante estos anuncios.
 
Anuncios de posters e impresoras… Justo sobre lo que he estado informándome estos días en tiendas online.

 

Estas prácticas rozan lo ilegal, puesto que no hemos dado permiso para que las empresas espíen nuestros movimientos en internet. Pero el mundo online avanza mucho más rápido que nuestras leyes. Recientemente se ha empezado a obligar a las webs que instalan cookies en nuestro ordenador a que avisen de ello. Puedes rechazar que te instalen cookies pero tendrías que hacerlo en cada web en la que entras…

 

El aviso obligatorio sobre las cookies dice que ‘si sigues navegando aceptas’ que te las instalen. La legislación sigue siendo muy blanda en este aspecto.

 

Desde el punto de vista del empresario, este tipo de publicidad es altamente efectiva, puesto que se dirige a personas que ya han demostrado interés en dichos productos y las probabilidades de que pinchen el anuncio son muy altas. Hoy en día puedes realizar campañas de publicidad y pagar sólo por compra o conversión. Es decir, si tienes una tienda online, pagas sólo si quien ha pinchado el anuncio ha terminado comprando. O si tu objetivo es que rellenen un formulario de contacto, sólo pagarás cuando lo hagan.

Estas campañas las realizan agencias de publicidad o marketing online. También tienes opción de realizarlas con Google Adwords, escogiendo la opción ‘Red de display de Google’. Tú diseñas tu anuncio y Google lo inserta en webs visitadas por personas a las que pueden interesar tus productos/servicios.

Tu web como soporte de publicidad
Dándole la vuelta a la tortilla, tu página web puede alojar anuncios de otros y hacerte ganar un dinerillo. Hay numerosas empresas que te lo gestionan, pero la opción más potente es Google Adsense. Te apuntas, decides el aspecto que quieres que tenga el anuncio en tu página (color, tamaño, tipo de letra…) y Google elegirá para ti anunciantes de la red Adwords.

 

Un anuncio de Google en una web de cine.

 

Estos anunciantes pagan cuando alguien hace clic en su anuncio, y Google te dará a ti el 51% de los ingresos. La gran mayoría de las webs van casi céntimo a céntimo… y la mala noticia es que Google no paga hasta que llegues a los 100 euros, a no ser que te des de baja (entonces te paga al momento lo que has acumulado). Todos podemos participar, pero para ver ingresos respetables hay que tener un número importante de visitas en nuestra web.

Adsense tiene varias opciones. Puedes poner en tu web una ventanita de búsqueda de Google y cobrarás tu parte por los resultados tipo Adwords que le aparezcan al internauta. También puedes hacer anuncios en vídeo, adaptados a móvil, dentro de juegos de móvil o de apps… En la web de Google Adsense tienes toda la información.

 

Lo último de Google es Addmob, que coloca anuncios en apps para móviles.

 

Como hemos visto, la publicidad online puede ser una gran aliada de nuestro negocio. Hay posibilidades al alcance de pequeñas empresas: lo importante es planificar bien la inversión y realizar un seguimiento para ver si la campaña está dando sus frutos o debemos realizar cambios.